Rosaura González Ortiz- Joyas de inspiración

Rosaura González Ortiz, madrileña.  Me recibe en su casa, en el centro histórico de Monza. La decoración es tan estilosa que nos habla de ella: le encanta rodearse de estilo. El ambiente que ella crea es el propicio para una conversación entre amigas. Me ofrece un caffè en una taza de flores rosa palo y verde, un platito a juego contiene una brioche recién hecha: todo ello presentado en una preciosa bandeja.

 

Es diseñadora de joyas y lo primero que me viene a la mente es que deben ser muy finas puesto que Rosaura cuida lo que hace hasta el mínimo detalle.

 

En la conversación que mantenemos saca a relucir que le encanta España, especialmente Madrid y Asturias, donde tiene raíces y transcurría sus vacaciones de verano. Está enamorada también de Ibiza, un lugar donde recientemente ha comprado casa y desea echar poco a poco sus raíces. Para ella la isla balear es un lugar donde evadirse, descansar y desconectar de la vida cotidiana y respirar libertad.

 

La encuentro una persona emprendedora, con una educación refinada  que le permite decir lo que piensa  sin ofender.  A ella no le importa que escuchéis nuestra charla amistosa, donde cuenta porque creó la marca La vie en Rox, su forma de ver la vida y qué es el estilo para ella, entre otras muchas cosas.... cuéntame cómo surgió la idea de crear esta marca.

 

La idea de lanzarme en el mundo de la joyería se me ocurrió después de atravesar un período muy duro de mi vida. Me quedo huérfana y pierdo  muchos seres queridos en un espacio breve de tiempo lo que en produce mucho dolor. Decido remontar, tomar las riendas de mi vida y realizar mi sueño. Creo la marca La vie en Rox, que es un mix entre mi nombre, Rosaura y mi canción favorita, La vie en rose.

 

¿Cuáles son tus fuentes de inspiración a la hora de crear?

 

Encuentro la inspiración en mi vida cotidiana, en el mercado, una película, la música que escucho, exposiciones que visito, el cine... soy una mujer creativa y cojo allá donde voy siempre encuentro inspiración. Me encanta observar, sentarme en un caffè y mirar a la gente: personas mayores que pasean tan arregladitas, que, aunque lleven joyas retro, son inspiradoras porque son femeninas. La joya da un toque muy femenino a quien las lleva. Tengo en mente a mi abuela y a mi madre, con las que viví estrechamente parte de mi vida. Ya no están aquí, las dos murieron, pero todavía me motivan, guían e inspiran todos los días. Mujeres inteligentes con las que he crecido, que tenían buen gusto y eran divertidas. Todo lo que soy se lo debo a ellas. Eran señoras coquetas y las joyas eran indispensables en su vida y se las cambiaban todos los días. Ver arreglase a estas dos mujeres me ha educado el gusto. Mis colecciones tienen nombre de boleros como Bésame mucho, porque mis padres solían cantarlo.

 

Veo que te encantan las joyas...

 

Me pongo joyas en todo momento,  en verano en la playa y también cuando voy a esquiar, son muy funcionales. Además, las elijo en función de mi estado de ánimo. También me gustan las joyas grandes y las llevo sin esperar las grandes ocasiones. Me gustan las joyas «todoterreno», de esas que podrías no tener que quitarte de encima nunca, ni para lavarte la manos, ni para bañarte en el mar.

 

 Las joyas son un modo de presentarse a los demás y cambian según las modas, las hay para todas las edades, las que yo creo son contemporáneas. Me gusta pensar que las mujeres se regalan sus propias joyas, se las eligen según sus gustos. Una mujer que se mima y se las regala a sí misma.

 

 Qué materiales utilizas para tus creaciones y cómo es su proceso de creación.

 

La plata de ley y el oro de nueve quilates que es más barato que el de dieciocho quilates. El oro rosa lo prefiero al amarillo, pues es infinitamente más  suave visualmente. No me gusta la plata bañada en oro puesto que, a la larga, pierde el color dorado y las joyas tienen mal aspecto. El hecho de usar oro de nueve quilates las hace también más accesibles a la compra.

 

En lo que se refiere a su elaboración, en mi página web se puede ver el proceso de creación de cada una de las  joyas. Es un proceso largo, ya que todas están engastadas a mano. Intervienen muchos profesionales: uno hace el molde de goma, otro la fusión en metal, otro engarza las piedras a mano. Este proceso aumenta el precio de las piezas, pero el resultado es muy satisfactorio. Mis joyas se pagan, pero no desestabilizan la economía familiar.

 

 

Tus joyas son exclusivas, divertidas, originales, contemporáneas, versátiles. Son piezas únicas.

 

El mundo se ha globalizado: Ikea, Zara, Pandora… Está todo estandarizado, ves lo mismo en todas partes. Antes viajabas y encontrabas cosas diferentes en las ciudades; todo ha cambiado actualmente, pues vivimos en un mundo estandarizado. Mis joyas son exclusivas, de gran calidad, puesto que están hechas a mano cuidando los acabados y los detalles. Son piezas que he diseñado yo, llevan sabor a mí. Están hechas a mano, las hago yo misma y eso les confiere una mayor calidad y cuidado por el detalle.

 

 

Sito web: https://www.lavieenroxjewels.com/

Instagram

 

Escribir comentario

Comentarios: 0