Anarela

Cuando para a la mujer, el vestirse no es un mero cubrirse sino revestirte de un aura para encantar y entrar en un cuento de las mil y una noches. Cuando las creaciones son auténticas obras de arte, piezas únicas y todo en pura seda. Cuando un mundo creativo de ensueño queda plasmado en un soporte ...nos encontramos como por arte de magia con el brand Anarela. Recortes de papel para sueños en seda.

 


 

 

 Ana Gómez, andaluza afincada en Milán, donde vive y trabaja como diseñadora es la creadora del estiloso brand Anarela. Artista visual en el fashion o cualquier soporte que se preste como los coches. Italia, un lugar donde la artista andaluza respira amor, creatividad, diseño. En cualquier rincón de Il bel paese encuentra la inspiración para su incansable creatividad, para dar vida a un mundo de fantasía a través de collages soñadores.

 

 

Colores que parecen salidos de un mundo fantástico: patterns de ensueño en piezas bonitas y finas.

 

Los estampados de kimonos y foulards y cualquier cosa que salga de sus manos, proceden de los collages que ella hace recortando con tijeras. Recortes de papel de aquí y de allá, que ella pega en un soporte de papel: “Nace todo en un cuadro”. Cualquier sitio es fuente de inspiración para esta artista, que se nutre de grandes maestros del collage como el italiano Mimmo Rotella, el español Artillo, o Eugenia Loli, griega pero afincada en California. Sus creaciones también reciben inspiración de dos grandes artistas españoles conocidos en todo el globo terrestre, Picasso y Dalí.

 

 

Nuestra mirada se va a posar en sus kimonos en pura seda, con un toque étnico muy bien combinado con prenda tradicional nipona revisitada. La mujer se lo puede poner en situaciones especiales, pero, según se combine, el kimono Anarela le da a la mujer el toque que desea: son elegantes y con coloridos muy bien escogidos. Ponibles de forma casual en una tarde de verano, sin zapatos en barca, con el bañador debajo.  Kimono abierto con jeans para dar una vuelta con un toque de sofisticación...o encima de otros vestidos como soprabito. Cae la noche y el kimono, con tacones, maquillada y bien peinada, es de una sofisticación eterna, que da un toque de personalidad al evento festivo. La mujer se hace cargo de llevar una pieza única y exclusiva en una fiesta que al finalizar su recuerdo permanecerá flotando en el aire.

 

Los temas recurrentes de sus collages son la naturaleza exuberante con sus animales salvajes, con sus exóticas flores y la mujer como una diosa o divinidad, las cabezas de las mujeres van tocadas de una aureola dorada. Paso del tiempo, la inmortalidad o el pecado, son motivos también constantes en sus obras. La inspiración existe y Ana la encuentra con tijera en mano, cortando y recortando sueños que adornen el mundo.

 

Directorio Profesinal: Ana Gómez

 

Mayo 2019

Miriam Lafuente

 

Escribir comentario

Comentarios: 0